Evaluación y Diagnóstico Psicoeducativo

Los padres con hijos de edad escolar se plantean diariamente muchas preguntas. Algunas de ellas pueden ser: ¿Por qué mi hijo, que se puede pasar horas jugando con sus legos, no presta atención en clase? ¿Por qué a mi hija le cuesta tanto leer? ¿Tendrá dislexia? ¿Por qué si mi hijo estudia tanto, saca malas notas?

La evaluación psicopedagógica nos permiten conocer las habilidades y debilidades de nuestros hijos, el nivel intelectual, la aptitud para el aprendizaje y los factores emocionales que los caracterizan.

En base a ese diagnóstico podemos sugerir la intervención que mejor se adecúe a cada caso.

¿Cuándo es importante solicitar una evaluación psicopedagógica?
  • Cuando, sin razón aparente, el rendimiento escolar de nuestro hijo no está al nivel esperado.
  • Cuando nuestro hijo se tarda mucho haciendo las tareas o tiene mucha dificultad al realizarlas.
  • Cuando, por observaciones propias o comentarios de los maestros, sospechamos que pueda haber algún tipo de dificultad específica como Déficit de Atención, Dislexia o Discalculia.